Esta página utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

Lunes 19 Octubre 2020

Sesión Inaugural del Congreso

Cualquier investigador que haya asistido a uno de los 15 congresos de la Asociación de Historiadores de la Comunicación, sabía quién era el catedrático Jesús Timoteo Álvarez Fernández. Porque no faltó a ninguno de ellos. Y porque, para quienes sólo habían leído los excelentes manuales de Timoteo (y lo citaban, o citan todavía hoy, por el segundo nombre propio Timoteo en vez del primer apellido, Álvarez, fallo que él no corregía), en seguida se hacía ver y notar. Sí, era aquel profesor robusto, cordial, ingenioso, simpático, locuaz, afectuoso y con sentido del humor, cuya tesis Restauración y prensa de masas (1979) y sus libros posteriores nos han marcado a tantos y tantas PDI iberoamericanos. Recordemos: Del viejo orden informativo e Historia y modelos de comunicación en el siglo XX. Dos volúmenes que son –desde la óptica de la teoría de los sistemas- una síntesis de la evolución histórica de la comunicación social, desde la antigüedad a la sociedad postindustrial y que, en 2005, la completó con un tercer libro, correspondiente a la era digital, titulado: Gestión del poder diluido. La construcción de la sociedad mediática 1989-2004.

Congreso Ciencias, Tecnologías y CulturasUniversidad Santiago de Chile
Del 31 de octubre al 3 de noviembre de 2019Ciudad de Santiago de Chile

En la actualidad, las corrientes migratorias a nivel mundial poseen una importancia trascendental en la agenda de los estados nacionales, las organizaciones no gubernamentales y de los organismos internacionales. En torno a la migración, vemos desarrollarse una serie de prácticas políticas, sociales, demográficas, culturales, mediáticas y económicas que constituyen una realidad dinámica y con peso propio dentro de las sociedades. Asimismo, este fenómeno posee antecedentes históricos que no pueden estar ausentes a la hora de explicar las transformaciones de las sociedades americanas.